Loading...

Desesperado y con su hija moribunda, vendía bolígrafos en la calle, hasta que un extraño le tomo una foto a su hija y algo sorprendente paso…

curiosidades 57314 Visitas

La imagen del refugiado sirio Abdul Halim al Attar con su hija en brazos se volvió viral en las redes y dio la vuelta al mundo. En la foto el hombre aparecía vendiendo bolígrafos en Beirut con su hija durmiendo en sus brazos. Una campaña de ayuda logró recaudar 190.000 dólares en donativos, gracias a lo cual el refugiado ha creado tres negocios en los que emplea a otros solicitantes de asilo.

Abdul quien escapo de su hogar en Yarmouk, tras los terribles conflictos que azotan a Siria (en donde hasta el momento van cerca de 220 mil muertos), dejo su puesto como gerente en una fábrica de chocolates movido por la única idea de proteger a su pequeña hija.

Compartir
Loading...